En mayo de 2015, la Organización Mundial de la Salud aprobó una nueva estrategia contra la malaria: sus objetivos incluyen reducir un 90% tanto los casos como las muertes provocadas por esta enfermedad en los próximos 15 años.

El proyecto de eliminación de la malaria en Mozambique tiene como objetivo generar evidencia científica para responder a la pregunta de si es posible eliminar la malaria en África con las herramientas de las que disponemos actualmente. Para ello, combina una serie de intervenciones que incluyen actividades contra el mosquito que actúa como vector, la vigilancia epidemiológica, las campañas de comunicación y sensibilización a la comunidad, la administración masiva de medicamentos y el seguimiento activo de casos.

El proyecto está liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), en colaboración con el Ministerio de Salud de Mozambique, y cuenta con el impulso de la Fundación Bancaria ”la Caixa” y la Fundación Bill and Melinda Gates.